Información: +34 973 22 51 20 e-mail: info@gestiondepoligonos.com

Noticia

NOTICIAS NOTICIA

Joan Clos llama a rediseñar la urbanización de las zonas industriales para garantizar sostenibilidad y cohesión social


joan clos sil2019

·         El exalcalde de Barcelona y exdirector ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-HABITAT) urge, en caso de que sea necesario, a modificar las leyes actuales sobre el uso de las áreas industriales para promover un desarrollo económico sostenible a nivel global  ·         Cristina Gallach, alta comisionada para la Agenda 2030 de las Naciones Unidas en España, sostiene que las zonas francas no pueden ignorar su vertiente medioambiental y humana más allá del desarrollo económico  ·         La Declaración de Barcelona Internacional Trade Summit, que firman personalidades como Pere Navarro o el Dr. Mohammed Alzarooni, coincide con Clos y Gallach al defender los objetivos de la Agenda 2030, pues “la sostenibilidad es una necesidad y una oportunidad”, y cabe imponer un “cambio de modelo productivo hacia la eficiencia de recursos, especialmente el energético” 

Barcelona, 28 de junio de 2019.– En el marco de la última jornada del 5º Congreso Mundial de las Zonas Francas, Joan Clos, exalcalde de Barcelona y exdirector ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-HABITAT), ha defendido el modelo de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de la ONU, que contempla un crecimiento económico respetuoso con nuestro ecosistema. En este sentido, ha considerado imprescindible “rediseñar la urbanización” de las zonas francas y los parques industriales para adaptarse a los retos del cambio climático y para garantizar la cohesión social. Así, Joan Clos ha apuntado que las actividades industriales y los empleos deben estar más cerca de la población, con una mayor integración en las ciudades, lo que resolvería los actuales problemas “de movilidad y congestión”.

En su intervención, el exacalde de Barcelona ha advertido que el excesivo aumento de las áreas urbanizadas (de un 2% a un 4% a nivel mundial en pocos años) sumado al progresivo decrecimiento de la densidad de la población son perjudiciales para la sostenibilidad del planeta. Siguiendo su argumentación, en la que ha citado áreas en decadencia por su escasa diversificación (como Detroit o Buffalo), Joan Clos ha llamado a modificar incluso las actuales leyes en materia urbanística para recuperar estas zonas industriales abandonadas y evitar así la urbanización de nuevos espacios. Todo ello para asegurar un desarrollo económico verdaderamente sostenible.

Cristina Gallach, alta comisionada para la Agenda 2030 de la ONU en España, ha sostenido también que las zonas francas, dada su importancia en la economía mundial, no pueden ignorar su vertiente medioambiental y humana. En este sentido, ha pedido a los gobiernos estatales y al sector privado un compromiso con estos objetivos globales y ha lamentado que todavía no haya suficientes datos estadísticos fiables sobre la sostenibilidad de las áreas industriales de cada país.

La Declaración de Barcelona

Coincidiendo con el 5º Congreso Mundial de las Zonas Francas, se ha dado a conocer la Declaración de Barcelona Internacional Trade Summit, donde se defienden los objetivos de la Agenda 2030, pues “la sostenibilidad es una necesidad y una oportunidad” y cabe imponer un “cambio de modelo productivo hacia la eficiencia de recursos, especialmente el energético”. En esta Declaración, que firman autoridades como Pere Navarro (Delegado especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona), el Dr. Mohammed Alzarooni (presidente de World Free Zones Organization) o Antoni Llobet (presidente del Consejo General de Agentes de Aduana), se reivindica el papel de las zonas francas “para estimular el crecimiento de muchas regiones” y se sostiene que “el comercio no es un arma, sino un verdadero instrumento de paz y prosperidad que ha de permitir un crecimiento inclusivo”. En este sentido, se concluye que el futuro del comercio internacional “depende de no levantar nuevos muros sino de construir puentes y crear espacios de encuentro”.